En las excavaciones y movimientos de tierra en Madrid se deben tener en cuenta diferentes factores. Uno de ellos, el nivel freático, el nivel superior de una capa freática o de un acuífero. Normalmente, en este nivel, la presión del agua es igual que la presión de la atmósfera. Este nivel se conoce también como el manto freático. Te contamos más sobre ello.

Al perforar un pozo en las excavaciones y movimientos de tierra en Madrid en un acuífero libre, el nivel o capa freática es la distancia a la que se encuentra el agua desde la superficie. En el caso de que sea un acuífero confinado, el nivel de las aguas observadas en el pozo corresponde a un nivel piezométrico. Este nivel puede medirse gracias a un agujero barrenado en el suelo. El nivel de presión es similar a la atmosférica.

Por debajo de esta capa freática, la presión es mayor que la de la atmósfera y se relaciona con la presión hidrostática. El flujo de agua en el subsuelo puede ser la causante de desviaciones de la presión hidrostática. La presión por debajo del nivel freático se mide gracias a un tubo (el piezómetro), el cual se introduce en el agua dejando una abertura al fondo del mismo. El nivel de las aguas pueden estar en la capa freático, encima o por debajo de este nivel.

En la capilar, por encima del nivel freático, también por debajo de la misma, el suelo se encuentra saturado. La zona superior se llama zona no saturada. La succión capilar se puede medir con un tensiómetro: un tubo cerámico permeable, cerrado y que se encuentra lleno de agua.

Desde Ragarcap te contamos todo sobre el nivel freático, el cual debe ser considerado en todas las excavaciones o grandes trabajos con tierra en Madrid y en todo el país.