Cualquier empresa de excavaciones en Madrid es consciente de la importancia de implementar medidas de prevención antes de acometer algún derribo. Vamos a explicarte brevemente cómo se pueden evitar posibles riesgos.

Debes saber que en toda demolición o derribo que se precie, previamente, se debe llevar a cabo un estudio de la estructura a demoler, su morfología y su entorno para definir unas concretas pautas de actuación a fin de evitar desplomes no controlados.

Una empresa de excavaciones en Madrid presta mucha atención a los lugares de trabajo que superan alturas de más de dos metros e instalan andamios de servicio. Además, se utiliza siempre un cinturón de seguridad enganchado a enclaves determinados.

Los derribos siguen un orden secuencial de actuación. Primero se eliminan los salientes de cubiertas, como son conductos o chimeneas, después las cubiertas, las aberturas en forjados y, finalmente, las paredes.

Por su parte, para el derribo de muros y paredes se deben adoptar ciertas reglas básicas como que si hay menos de dos metros de altura y más de 35 cm de espesor se puede trabajar encima del muro. También entre los dos y los cinco metros, pero en este caso con cinturón de seguridad. Asimismo, si la altura supera los seis metros, habrá que colocar andamio.

Otro de los riesgos a evitar es la posible caída de objetos, por ello es importante delimitar la zona de obra mediante vallas y colocar lonas en las fachadas. Además, no se pueden realizar tareas a diferentes niveles por el riesgo de caídas a zonas inferiores.

Los trabajadores que participan en un derribo deben ir equipados con casco protector, guantes de cuero y botas con puntera metálica.

Estas son solo algunas prevenciones a tener en cuenta. Medidas que por supuesto implementamos en Excavaciones Ragarcap. Somos profesionales y contamos con la maquinaria necesaria para realizar derribos manteniendo el terreno en condiciones óptimas para su reconstrucción.