Toda empresa de excavaciones en Madrid debe contar con la maquinaria adecuada para tal fin. El movimiento de tierras es el conjunto de acciones que deben llevarse a cabo para preparar un terreno. Se trata de equipos que se utilizan para preparar el terreno ante la ejecución de obras.

Estas máquinas están destinadas a realizar labores de desbrozamiento, excavación, derribos o transporte de materiales. Dichas funciones se pueden realizar de forma manual o de forma mecánica. Sin embargo, te recomendamos mecanizar siempre y en la medida de lo posible estos trabajos, ya que puedes ahorrar mucho tiempo y dinero.

Es habitual que para realizar el movimiento de tierras necesites contratar una empresa de excavaciones en Madrid que se encargue de despejar y desbrozar el terreno. Para estas labores es posible utilizar una miniexcavadora con cabezal de desbroce.

También es necesario contar durante esta fase con camiones para transportar los materiales que se saquen del terreno. Si tienes que sacar escombros o materiales muy pesados, debes contar además con una pala cargadora.

El proceso siguiente es el de la excavación como tal. Para ello es necesario contar con excavadoras, las cuales pueden encargarse tanto de remover la tierra sobrante como de realizar derribos o demoliciones.

Una excavadora también puede servirnos para realizar nivelaciones del terreno, ya que se encarga de extraer la tierra sobrante. Si necesitas trabajar en un terreno de fácil acceso puedes hacerlo con una excavadora grande. Sin embargo, si el terreno es pequeño o de difícil acceso, entonces una excavadora pequeña o una miniexcavadora es una buena opción. Cuando el terreno es duro, es necesario contar con una retroexcavadora.

Además, debes contar con otro tipo de maquinaria, tal como la retrocargadora, la topadora, la compactadora, la pala cargadora o la motoniveladora.

Desde Excavaciones Ragarcap te recomendamos realizar estos trabajos siempre de forma mecanizada, así evitarás cualquier contratiempo.