Hacer excavaciones de cara a facilitar la realización de una obra no es tarea fácil. No se trata de simplemente quitar la tierra de un lugar, sino que requiere de un estudio previo por parte de la empresa de excavaciones y desbroces en Madrid que estén especializadas en la materia, dado que pueden surgir problemas que hay que tener siempre presentes.

Así las cosas, en Excavaciones Ragarcap sabemos por experiencia que en la mayoría de trabajos que realizamos surgen complicaciones que hay que saber sortear. Debajo de la tierra nunca sabemos lo que nos podemos encontrar, independientemente de que sea un entorno urbano o más rural. En este último caso, no es para nada infrecuente que cuando se realice el movimiento de tierras, en algún momento del proceso acabe apareciendo agua en el terreno. De ahí que sea tan importante estudiar previamente la zona y, en caso necesario, incluso encargar un estudio geotécnico de la zona.

En los entornos urbanos, las precauciones que deben tener las empresas de excavaciones y desbroces en Madrid pasan por otros problemas, como tuberías, cables, conductos de gas, de agua etc. Seguramente has oído que ha ocurrido en tu ciudad o has sufrido directamente en alguna ocasión algún corte de suministros, debido a que la empresa encargada de la excavación no tuvo en cuenta lo que había antes en la tierra y se produjo una rotura o fuga en las tuberías.

Por este motivo, es fundamental apuntalar las tuberías en cuanto aparezcan, para evitar accidentes, mientras que cuando las excavaciones se producen cerca de edificios, se deben extremar las precauciones para no dañar cimentación alguna.