Especialmente antes de verano, los trabajos de desbroces en Madrid se multiplican. Llamados también rozas, se pueden considerar tratamientos selvícolas, los cuales están destinados a eliminar los estratos arbustivos mediante procedimientos de triturado. Que sea selectivo permite llegar a dirigirse a un espectro de tamaños y especies sin actuar sobre diferentes especies que se deseen conservar.

Los trabajos de desbroces en Madrid tienen varios objetivos, todos dependiendo de las necesidades que un terreno llegue a demandar. Se pueden destacar como principales usos los siguientes:

- Prevención de los incendios forestales.

- Manejo de regeneración natural. Con ello, se permite favorecer al estrato arbolado con la incorporación de nutrientes. Cuando los trabajos llegan a realizarse para preparar el terreno a realizar una repoblación forestal, se evita la competencia entre vegetación en la área y la nueva vegetación que se introduce en la repoblación. Por lo tanto, se llega a asegurar que la planta nueva tenga luz, agua y nutrientes.

- Mantiene márgenes y cunetas de calzadas, también autopistas, completamente limpias.

- Mejora un pastizal.

De manera tradicional, tras un desbroce de este tipo se seguía un procedimiento estricto de quema de residuos generadores. Esto constituye una práctica que no se recomienda, sobre todo en diferentes épocas de año, ya que llega a presentar problemas como la emisión de CO2 a la atmósfera o el riesgo de producirse incendios forestales. La práctica más fiable, en la actualidad, es el vertido de materia orgánica que se encuentre triturada de nuevo a un terreno. Así, se favorece que exista un aporte de nutrientes al suelo, contribuyendo así al crecimiento del estrato arbolado de forma sana y eficaz.

Desde Excavaciones Ragarcap te contamos qué y en qué consiste un desbroce forestal. En esta entrada, se han comentando sus objetivos más importantes. ¡Cuenta con nuestra empresa si necesitas un desbroce de cualquier tipo!